En IPEBSA ofrecemos soluciones en sistemas de ventilación, en esta ocasión te contamos sobre qué son los ventiladores, una turbo máquina que se caracteriza porque el fluido impulsado es un gas (fluido compresible) al que transfiere una potencia con un determinado rendimiento.


Los ventiladores industriales son utilizados en los procesos industriales para transportar aire y gases. Están fabricados para resistir condiciones de operación severas, tales como altas temperaturas y presiones, además, pueden manejar gases corrosivos con polvo y pueden ser tipo centrífugo o axial.



VENTILADORES AXIALES


  • Ventiladores helicoidales: Se emplean para mover aire con poca pérdida de carga y su aplicación más común es la ventilación general.

  • Ventiladores tubulares: Disponen de una hélice de álabes estrechos de sección constante o con perfil aerodinámico, montada en una carcasa cilíndrica. Pueden mover aire venciendo resistencias moderadas.

  • Ventiladores turboaxiales con directrices: tienen una hélice de álabes con perfil aerodinámico montado en una carcasa cilíndrica que normalmente dispone de aletas enderezadoras del flujo de aire en el lado de impulsión de la hélice. En comparación con los otros tipos de ventiladores axiales, éstos tienen un rendimiento superior y pueden desarrollar presiones superiores.


VENTILADORES CENTRÍFUGOS

Se caracterizan por el flujo de aire o gases que manejan se mueve en dirección perpendicular al eje de rotación. Los ventiladores axiales se denominan así porque el aire o gas que manejan fluye paralelo al eje de rotación. Tienen tres tipos básicos de rodetes:


  • Ventiladores de álabes curvados hacia delante: También llamados de jaula de ardilla, tienen una hélice o rodete con los álabes curvados en el mismo sentido que la dirección de giro. Estos ventiladores necesitan poco espacio, baja velocidad periférica y son silenciosos. Se utilizan cuando la presión estática necesaria es de baja a media, tal como la que se encuentran en los sistemas de calefacción, aire acondicionado o renovación de aire, etc.

  • Ventiladores centrífugos radiales: tienen el rodete con los álabes dispuestos en forma radial. Este tipo de ventilador es el comúnmente utilizado en las instalaciones de extracción localizada, en las que el aire contaminado con partículas debe circular a través del ventilador.

  • Ventiladores centrífugos de álabes curvados hacia atrás: tienen un rodete con los álabes inclinados en sentido contrario al de rotación. Este tipo de ventilador es el de mayor velocidad periférica y mayor rendimiento con un nivel sonoro relativamente bajo y una característica de consumo de energía no sobre cargable.